martes, 7 de enero de 2014

Olivos: Formación de una nueva planta.



  • Introducción.

El cultivo del olivo es uno de los mas conocidos en España y mas concretamente en las comunidades autónomas de Andalucia y Extremadura. Son cultivados por su producción de aceitunas de las cuales se obtiene principalmente para consumo o para la producción de aceite. Ademas de estas dos formas de uso, actualmente con el orujo, que es el resto que queda tras el prensado de la aceituna, se usa como producción energética.


  • Obtención de una nueva planta.
Desde hace ya muchos años los olivos nuevos se obtienen mediante esquejes, es decir de una pequeña rama que es extraída del olivo. Lo primero que debemos hacer es elegir una pequeña rama que puede variar tanto en tamaño como en grosor, igual que su longitud, pero debemos asegurarnos de que esta sana, es decir que no contenga enfermedades, que sus hojas no estén secas y no aparezcan tuberculosis del olivo. Una vez elegida la cortamos. También nos pueden servir, incluso mejor, elegir uno de los chupones o mamones que suele criar el olivo en su pie, es decir esas pequeñas ramas que salen del pie del olivo. A continuación muchos os aconsejaran que le incorporeis fitohormonas de enraizamiento, sinceramente yo lo he echo sin tener que proporcionar estas hormonas y el resultados es de un 100% de enraizamiento. Esta vara que hemos obtenido incorporarla directamente en la tierra que este bastante húmeda, lo principal en este proceso y para que no exista fallo es que la humedad de la tierra se abundante, sin estar encharcada. Pasado un periodo de unos 15 o 20 dias veremos resultados, la rama que aun conserva sus hojas verdes es la que esta enraizando, aquella que sus hojas han cambiado de color o se han caído no enraizan. Tener en cuenta que se debe de enterrar la vara por la parte por la que se ha cortado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario