domingo, 2 de noviembre de 2014

Glifosato:


  • Introducción:
Año tras año se esta implantando cada vez mas la siembra directa y para ello se debe tratar las tierras con un herbicida para matar toda la otoñada de la tierra y así poder sembrar. Yo siempre había oído hablar de este producto, de las grandes cualidades que este presenta y su gran utilidad, pero jamas lo había llegado a probar hasta este año. Debido a las lluvias de este año los barbechos que ya habían sido movidos se habían cubierto de nuevo por la hierva que impediría que el cereal pudiera salir sano. Para evitar tanta labor, busque en Internet y encontré que la mejor forma para eliminar era el tratamiento pre-siembra con glifosato y así lo hice.

  • Glifosato:
Es uno de los herbicidas mas conocidos en agricultura quizás en esta época y del que mas se esta hablando. Es un herbicida no selectivo que mata todo aquello vegetal sobre el que es rociado actuando en cuestión de una semana. Los resultados son difíciles de mejorar en tratamientos de pre-siembra o como en algunos casos limpieza de caminos o cortafuegos. En mi caso fue un tratamiento pre-siembra en el cual tras pasar una semana de su pulverización se noto su efecto.  Al parecer se comenta que es de acción lenta, pero muy eficaz, la lentitud no puedo comparar, pero la eficacia es increíble.

  • Dosis:
En la mayoría de los casos para un tratamiento pre-siembra te recomiendan entre dos litros y tres por hectárea pudiendo aumentar hasta cinco en el caso de estar muy poblado. Suele diluirse un litro por cada cien de agua en el atomizador y asi poder esparcir el producto, es lo recomendable, aunque en la botella aparezca dosis distinta, lo mejor es preguntar a un experto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario