lunes, 30 de diciembre de 2013

Siembra de especies forrajeras: Avena...

En primer lugar quisiera hablarles del porque la elección de este cultivo, de avena,  como planta forrajera en la alimentación del ganado. Es una planta muy común y muy vigorosa, con lo cual se adapta muy bien. En cuanto a requisito de nutrientes no es muy exigente, con lo cual este cultivo puede darse en cualquier tipo de tierra. Ademas tras su siega el grano suele ir pegado a la caña o paja con lo cual ademas de conservar las propiedades nutritivas de la paja también incorpora los nutrientes producidos por la propia avena. Biologicamente  se ha estudiado que la paja de avena es rica en calcio con lo que a los animales que va destinada produce un beneficio en su sistema oseo.
Grano de avena 

El cultivo, a diferencia de otras especies de cereal, en su siembra no es necesario aporte de abonos, como si es el caso de trigos o cebadas. La siembra suele producirse entre finales de octubre y principios de diciembre. un gran porcentaje de agricultores, entre ellos yo, suelen hacer la siembra mediante voleo y a continuación se entierra el grano a una profundidad no muy honda, lo que favorecerá su nacimiento. Una de las labores que suele hacerse a continuación de su siembra es su posterior rulado con lo cual se asientan piedras y el suelo, ayudando a la planta contra los efectos de las posibles heladas características del invierno. 
Campo de avena pasado 30 días de siembra.

También existe la posibilidad de la siembra de la avena mezclada con veza, la cual suele crecer asociada a la avena produciendo una mayor cantidad de pasto y un mayor aporte de nutrientes a los animales a los que va destinados. Existe mas especies que son usadas para la obtención de forrajes o henos con destino a la alimentación de ganado. Una de estas especies es el triticale, que resulta del cruce de trigo y centeno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario