jueves, 15 de febrero de 2018

Mejor rendimiento con menor cantidad de abono

De todos es conocido que para una buena cosecha debemos de hacer tres cosas, una buena siembra, un buen abonado y como no tener fe en que haya una buena primavera. Sin embargo existen años como el que estamos en el que las lluvias son escasas y por lo tanto una gran cantidad de fertilizante hacen que se quemen raíces y que las plantas tengan estrés hidrico. 

Como evitar esto es una pregunta que se harán y que no creo que se puedan contestar,nadie sabe el tiempo que vaya a hacer pero si vemos que las pretensiones de agua son pocas es mejor limitar la cantidad de nitrogeno aportado, es decir, si pretendíamos ayudar con urea, cambiaremos a la formula de nitratos, ya que con menor cantidad de agua ayuda a la planta y produce menos estres hidrico. 

La mejor forma de aplicarlo siempre es en grano, las nuevas generaciones por el ahorro en trabajo optan por una aplicación en abono liquido, esto tiene una ventaja y varios inconvenientes,la ventaja es que es menor trabajo el inconveniente que no siempre se queda en la tierra, forma menos complejo de campo que es la forma en que se absorbe y el rendimiento es menor, al menos las veces que yo lo he probado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario