miércoles, 5 de octubre de 2016

La buena pitarra

Con un año como este en el que las uvas no han dado los grados que deberian ni tampoco los kilos que se preveia, siempre hay un buen momento para hacer nuestro propio vino. Es uno de los licores mas sencillos de hacer pero en el que se pueden cometer algunos errores y cambiar un rico vino por un mal vinagre. Es un proceso biologico en el que las levaduras convierten el azucar del mosto en alcohol.

Lo primero que debemos de hacer es recolectar la uva, en este caso sera tinta y la variedad nos da igual. Una vez recolectada debemos separar los racimos, y dejar solo las uvas, ya que en los racimos tenemos taninos que nos daran mal gusto a  nuestro vino. Seguidamente procederemos al prensado de la uva, algunos lo hacen pisandola, otros estrujandolas y algunos a maquina, da igual mientras sea limpio. Una vez prensada tendremos el mosto y lo que llamaremos madre del vino que es la cascara de la uva la cual la mezclaremos con el mosto para que de color y las levaduras queden en este.

Colocaremos el mosto mas la madre en un bidon de plastico siempre abierto para que de comienzo la fermentacion y veremos como se van formando pequeñas burbujas a medida que se fermenta nuestro mosto. Pasados cuatro o cinco dias deberemos de eliminar la madre, dejando unicamente el caldo. Deberemos colarlo y colocarlo de nuevo en el bidon. el proceso de fermentacion seguira hasta que se de por completo, en el cual tendremos el vino. Ahora toca aclararlo, es decir eliminar todos los residuos que contenga y dejar solo y exclusivamente el vino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario