domingo, 15 de mayo de 2016

Mesto

Para muchos de vosotros este nombre suena poco y mas si os digo que es una planta que aparece en la dehesa, muy concretamente un árbol. Este árbol proviene del cruce entre una encina y un alcornoque, como no podía ser de otra manera los reyes de las dehesas. Es una planta de gran altura, a diferencia de sus progenitores este árbol tiene tendencia al crecimiento en altura, suelen ser bastante altos y casi siempre de tronco derecho. Es difícil de diferenciar de una encina, ya que sus principales características son iguales, pero en su corteza hay diferencia y si nos fijamos en las ramas y su crecimiento nos dirán que es un mesto. 
La verdad es que en mis años yo no había visto ninguno, hasta la fecha en la cual en la finca aparecen al menos cinco arboles de esta especie. El fruto es la bellota, pero según cuentan es amarga, de momento no las he probado. Algunos genios decían que suelen ser pocos productivos, sin embargo los que yo he visto han tenido bellotas y en la época que estamos, mes de mayor, ya comienzan a verse las de este año moviendo una gran carga. 

Su leña es como la de alcornoque, pesa muy poco comparado con la encina, su corteza es apreciada ya que según los antiguos se puede usar contra la rabia, sin embargo no hay ninguna base cientifica sobre ello. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario